¿Qué es una due diligence y para qué sirve?

¿Qué es una due diligence y para qué sirve?

Conocer qué es una due diligence y aplicar sus principios básicos, es una de las herramientas más valiosas en la gestión empresarial del siglo XXI. A pesar de que es uno de los métodos de análisis de procedimientos técnicos y filosóficos de muchos negocios, pocas personas conocen qué es realmente. 


La metodología due diligence se considera actualmente como uno de los conceptos centrales en los negocios y en la gestión empresarial. La aplicación de sus principios nos permite analizar y gestionar procesos técnicos, financieros y legales siguiendo las buenas prácticas y los principios del fair business.


La due diligence se puede definir como el conjunto de procesos de investigación previos a la firma de un convenio técnico, comercial o legal. De acuerdo a los principios legales, todos los involucrados en un contrato tienen pleno derecho de investigar los elementos inherentes a las partes firmantes. 


En este sentido, las empresas aplican la due diligence dentro de sus prácticas cotidianas con sus asociados, clientes y colaboradores. Estas labores de investigación garantizan la transparencia de los convenios y aseguran a las partes el cumplimiento de los preceptos establecidos en los contratos.


La due diligence o diligencia debida se aplica en muchos ámbitos en todos los sectores de la sociedad actual. Las empresas y particulares la aplican desde perspectivas técnicas, legales y económicas. Veamos con mayor profundidad qué es una due diligence y las diferentes aplicaciones del concepto en los negocios de la actualidad. Adicionalmente, aprenderemos un poco más sobre sus diferencias con las auditorías y cómo hacer una due diligence de manera eficiente.

Tipos de due diligence

Para comprender con mayor efectividad qué es una due diligence, debemos analizar su aplicación dentro del ámbito empresarial moderno. Estos procesos de investigación son aplicados entre los involucrados en asociaciones presentes o futuras. 


Estos procesos son de uso común y permiten a empresas así como a particulares protegerse, tomar previsiones o rechazar ciertos acuerdos. Mediante la due diligence las empresas consiguen ampliar sus conocimientos sobre prospectos, clientes y posibles asociados. Asimismo, las empresas pueden comprobar la solvencia legal, financiera, técnica y ética de aquellas empresas o personas con las que cerrarán convenios. 


Actualmente existe una gran disponibilidad de información de carácter público, lo que ha permitido acelerar estos procesos de manera exponencial. Por ello, las empresas y particulares pueden hacer procesos de due diligence sin violar la protección de datos y en una fracción del tiempo.


Existen diferentes tipos de due diligences con aplicaciones en ámbitos financieros, técnicos, legales y comerciales. Estos son los tipos de diligencias debidas más comúnmente usados en la actualidad:

Due diligence financiero

Para comprender la due diligence financiera, debemos situarnos dentro de los elementos inherentes a una asociación corporativa. Para ello, las empresas hacen un análisis de solvencia, liquidez, patrimonio o posición fiscal de una empresa o particular.

Este análisis puede determinar el valor de una empresa o una propiedad digital que es objeto de una adquisición. Asimismo permite conocer la estabilidad financiera de un futuro socio comercial.

No obstante, este proceso se aplica del mismo modo a clientes, prospectos de empleados, proveedores, prestadores de servicios. En su puesta en práctica, muchas empresas recurren a empresas especializadas en la valoración de negocios físicos y/o digitales cómo Trustiu.

Estas empresas externas hacen un análisis de la situación fiscal, mercantil, contable y financiera de las otras partes involucradas. En este sentido, las empresas analizan las posiciones laborales, tributarias y contractuales en el pasado, presente y futuro.


Estos análisis se materializan en informes que pueden generar estrategias y toma de decisiones. En muchos casos, este proceso puede ahorrar futuras incidencias que pueden ser costosas para la empresa. La diligencia debida es uno de los estudios más empleados en el mundo de los negocios, banca y bursátil.

Due diligence inmobiliaria


En un negocio inmobiliario, las empresas o particulares que venden, alquilan o negocian una propiedad desean conocer la posición financiera y legal del contratante.

Por otro lado, los evaluadores analizan las condiciones físicas, financieras, legales y urbanísticas de un inmueble. Además, estudian las cargas económicas, procesos legales, el valor futuro de la propiedad o los cambios urbanos planeados.

Adicionalmente, las empresas de bienes raíces analizan la posición financiera y legal de compradores y arrendatarios de inmuebles de manera habitual.

Reducir riesgos y optimizar la toma de decisiones es uno de los objetivos primarios de la due diligence inmobiliaria. Según los mayores expertos inmobiliarios, la diligencia debida es la base del crecimiento y la confianza del sector.

Due diligence técnica

La investigación de las variables técnicas es uno de los análisis más importantes dentro de los sectores industriales y tecnológicos. En el ámbito industrial, las partes interesadas necesitan analizar la posición técnica de un prospecto de proveedor o asociado.

Cuantificar la capacidad técnica, tecnológica o industrial, así como la disponibilidad de recursos y de conocimientos, es fundamental. Estos estudios permiten determinar el alcance de las partes en relación a un determinado proceso técnico.

La due diligence técnica es el punto de apoyo en la toma de decisiones en sectores técnicos, industriales y tecnológicos. Comprender el alcance de las capacidades de un posible socio, proveedor o prestador de servicios puede generar diferentes decisiones y estrategias de menor riesgo.

Que es una due diligence técnica: ejemplos

Estos son los casos de due diligence técnica usados con más frecuencia:


  • Activos de producción
  • Seguridad industrial
  • Riesgos químicos, mecánicos y de procesos
  • Tecnológica, informática y de ciberseguridad
  • Eco-ambiental
  • Laboral
  • Estructural
  • Urbanística y de suelos
  • Activos de construcción
  • Higiene fitosanitario y de bioseguridad
  • Perspectivas de crecimiento
  • Seguridad digital y protección de la información

En algunos contratos y negocios más especializados, las partes involucradas requieren hacer procesos de investigación más profundos. Estos estudios, hechos por empresas expertas del sector, permiten crear mayores herramientas en el proceso de toma de decisiones.


Due diligence legal

En algunos casos, conocer la situación jurídica de un tercero es fundamental para determinar la viabilidad de un convenio. Es por ello que se realizan análisis de la posición fiscal y legal, de una empresa o un particular con anterioridad. 


Conocer los riesgos inherentes a una negociación o una relación contractual puede ser la clave en los procesos de toma de decisiones. Estos estudios previos se aplican con mucha frecuencia en los negocios de adquisición de propiedades físicas o digitales. 


Este tipo de estudios determina la existencia de demandas, gravámenes, sanciones o procesos públicos como expropiaciones o rezonificación. En el ámbito digital investiga litigios legales inherentes a violaciones de propiedad intelectual, protección de datos o incumplimientos de acuerdos comerciales.

Los estudios de due diligence legal más frecuentes son:


  • Administrativa
  • Laboral
  • Contractual
  • Eco-ambiental
  • Patentes, licencias y registros de marca
  • Solvencia, deudas o patrimonios
  • Litigios abiertos y cerrados en el ámbito penal, civil, mercantil, de familia, laboral o medioambiental

Due diligence de negocios online


Si quieres adquirir una propiedad digital, debes hacer tu propia investigación antes de adquirir el nuevo activo. 


Hay muchos artículos y blogs en Internet que hablan de lo que es la diligencia debida, como hicimos nosotros, pero no es fácil encontrar fuentes que te enseñen a hacer tu propia diligencia debida en negocios online. 


Cuando se adquiere un nuevo negocio, se corren muchos riesgos. Por eso es tan importante investigar para estar seguro de la inversión. Una comprensión de la empresa y de su plan de negocio, visión y estrategia para los próximos años y una revisión exhaustiva de todas las operaciones, productos y servicios del negocio te ayudarán a tomar una buena decisión.


En Trustiu, como Marketplace, antes de listar cualquier propiedad digital, hacemos una due diligence del activo para asegurarnos de que todos los activos listados en nuestra plataforma cumplen nuestros requisitos y son rentables. Eso no implica que no hagas tu investigación. Próximamente, hablaremos de cómo hacer la due diligence de un comercio electrónico y la due diligence de un canal de youtube. 

Diferencias entre qué es una due diligence y qué es una auditoría

Los conceptos de due diligence y auditoría son confundidos y tomados como uno solo en muchas oportunidades. Aunque ambos procesos involucran al análisis de empresas o particulares, se diferencian en su aplicación, alcance y procedimientos.


Generalmente, una auditoría es un análisis netamente cuantitativo del cumplimiento de una norma, reglamento o procedimiento. Se aplica con mayor frecuencia en el entorno industrial, legal, financiero, laboral o contable, tomando como base procesos y legislaciones  ya determinadas.


Las auditorías determinan el grado de cumplimiento de las normas, leyes o procedimientos. Estos informes finales determinan la posición absoluta y cuantitativa del sujeto de investigación sin considerar variables cualitativas y/o futuras.


Por su parte, la due diligence utiliza una combinación de parámetros cualitativos y cuantitativos. De esta forma, crea proyecciones futuras y recomendaciones basadas en eventos históricos y presentes. La auditoría y la due diligence se complementan como la base del proceso de toma de decisiones en las empresas y negocios digitales. 

¿Cómo se hace una due diligence?


La adopción de diferentes métodos de análisis de due diligence permite una mayor efectividad de sus resultados en los negocios actuales. La estandarización de los procesos de diligencia debida puede enumerarse paso a paso de la siguiente manera:

1. Planificación 

La planificación es el proceso más importante dentro de cualquier proceso de investigación, incluyendo la due diligence. Dentro de los principales elementos a tomar en consideración, tenemos:


  • Tradición histórica y pasado del sujeto de estudio
  • Recopilación de información actual 
  • Analizar y clasificar las fuentes de información
  • Establecer los objetivos del estudio
  • Definir el propósito, misión y visión de la investigación

2. Recopilación de información pública

Hoy en día, acceder a información financiera, legal y técnica de cualquier empresa o persona es mucho más sencillo que en el pasado. Las empresas cuentan con diversas fuentes de información válidas que permiten crear un marco de estudio inicial. La recopilación de información es la base de contraste,  para el complemento y comprobación de datos.

3. Recopilación de información privada

Ceder información a los investigadores es, actualmente, parte habitual de los negocios. Los procesos de investigación son cada vez más frecuentes y se consideran como una parte del proceso de toma de decisiones.

La información privada y pública se complementan y contrastan para crear un perfil, completar información o crear puntos de conflicto. 

4. Revisión y puesta a disposición de la información

Cuando los procesos de investigación son hechos por empresas externas, se revisa cada dato de manera exhaustiva para dar soporte a su validez. Asimismo, se pone a disposición del cliente la información pública y privada.

5. Informe de conclusiones y recomendaciones

Los analistas realizan diferentes pruebas y análisis cualitativos y cuantitativos para crear conclusiones que deben tomarse en consideración por los interesados.


Los investigadores generan recomendaciones sobre la pertinencia y grados de riesgo del negocio. Así, crean estrategias sugeridas y acciones a tomar para reducir estos riesgos. Las empresas especializadas en due diligence son el mejor aliado para asegurar la transparencia e idoneidad de los negocios en todos los sectores. 


Contacta con Trustiu